Ir al contenido principal

Nación Prozac

En la adolescencia compraba cuanto libro encontraba en la librería y a veces sin saber de que se trataban, muchas veces tenía una grata sorpresa y otras…. En una de esas caminatas por Av. Corrientes, en una estantería de una librería muy conocida, encontré un libro llamado “Nación Prozac” me llamo la atención inmediatamente, la sinopsis comenzaba con “Nación Prozac” o la pastilla de la felicidad, no seguí leyendo y la verdad lo compre pensando que hablaba de drogas non santas. Comencé a leerlo enseguida, no recuerdo que año era, pero como todavía vivía con mis padres cálculo que debe haber sido entre el 89 y el 90.Es la autobiografía de Elizabeth Wurtzel, una periodista Norteamericana, niña prodigio, atormentada desde chica por la depresión y traumatizada por el divorcio de sus padres. Elizabeth describe una serie de sucesos de desequilibrio, sexo, drogas y alcohol, hasta empezar a transitar la senda de la “sanación”. Mientras lo leía no entendía el entorno, el trajín de la vida de esa mujer, una vida llena de gente diversa, horarios, desamor, compañías poco recomendables. Nací en un pueblo, me crie en un pueblo, me fui a vivir a Buenos Aires, con un hábitat que era una sucursal de ese pueblo. Si bien vivía para ese momento en una ciudad Cosmopolita, no me podía identificar con ningún personaje, todo me parecía que iba a una velocidad luz y yo en cámara lenta. Hoy 25 años después lo releo, y como cambiaron las cosas, me siento más identificada que con ella, que con cualquier heroína de novela rosa, pase excesos, hoy trato de sanar mi alma, no tomo Prozac, pero tomo Fluoxetina, que es como la hermanita mojigata del Prozac. Volví a vivir en mi pueblo, pero no es el mismo de antes, se parece más al infierno Cosmopolita que describe Elizabeth

Comentarios

  1. Excelente !!! Parece que este es un blog de excesivos !!

    ResponderEliminar
  2. Más que un blog, esto parece un grupo de autoayuda (pero de una escuela distinta a la de Cohelo, obvio).

    ResponderEliminar
  3. Juaaaaa brillante Lalita distinto al de cohelo obvio jaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Untada en vaselina

Cuando te crías en un pueblo te acostumbrás a escuchar cosas sobre vos, que ni vos sabías. No tengo intenciones de naturalizar esa maldita costumbre del puterío barato, pero sí de darles algún que otro tip para sobrevivirlo estoicamente. Es que cuando una es chica, inexperta y bastante más boluda que ahora, esas cosas te joden. Si  lo permitís, te aniquilan la confianza, te debilitan la personalidad y te dinamitan la cabeza - o la parte de ella que usás en la adolescencia- que convengamos, es bastante limitada. ¡OJO! Que no digo que sea sencillo que aún virgen, el inconsciente colectivo  te vea en orgías y fiestas negras. Pero justamente ahí está la clave del éxito. Es que existe una realidad paralela elaborada por mentes pequeñas, de gente pequeña, con vidas pequeñas, de las que nunca nadie va a hablar; que se dedica a fantasear con vidas ajenas. Por supuesto, mucho más interesantes que la de ellos. Te das cuenta que esto ocurre cuando demasiada gente de la que no tenés ni registro…

FRASES DE MIERDA PARA MOMENTOS DE MIERDA

Guía inútil de frases de mierda para sortear momentos incómodos que nos demuestran, una vez más que, cuando uno no sabe que decir, siempre es mejor quedarse callado.

"No hay mal que por bien no venga". Noooo, jamás, si algo es malo, es malo y nada bueno puede traer. No le busquemos la moraleja a cada cosa de mierda que nos pasa. Nos pasa, se asume, se llora, se patalea, se putea y se sigue. Y así y todo, sigue siendo malo."Fue una desgracia con suerte". Tampoco, conceptualmente contradictorio. Si es una desgracia no puede ser con suerte, por lo menos no de la buena. Una desgracia es por mala suerte en algunos casos, pero la mayoría de las veces es por boludos."La sacaste barata". No idiota, me salió carísimo!!! Me quedé en pelotas y tengo que agradecer que no me morí? No me morí, pero me salió caro, muy caro."Al mal tiempo, buena cara". Si se refiere al clima, dudo que el que inventó esta frase conozca Gallegos. El viento del mal tiempo de allá …

Futuro

Cuando era chico, siempre pensaba en el futuro, en un futuro de autos voladores, de ropa plateada y seres humanos casi pelados, sin uña en el dedo chiquito del pié.
Cuando era chico pensaba en irme de vacaciones a la luna o teletransportarme para ir al italpark todas las noches.
Cuando era chico pensaba muchas boludeces.