Ir al contenido principal

Me garche a un hippie



En mi recorrida habitual por la librería más linda que conozco, me encuentro con una tapa por lo menos, inquietante: "Amor… sos la inversión de mi vida. Cómo tomar las mejores decisiones para que tu pareja y tu economía crezcan juntas". Promete que el lector encontrará las respuestas para que el amor y el dinero caminen de la mano por mucho tiempo.(¿?) Yo no logro que el amor camine, mirá si encima lo tengo que hacer caminar derechito y a tono con mi economía...
Si bien es cierto que de amor no se vive, hay cosas que uno no puede controlar, como de quien enamorarse, aunque sea un desastre financieramente hablando.
Yo salí con el hippie idealista que pretendía vivir del aire y que vivamos en una comunidad, comiendo lo que sembráramos. Salí con el yuppie que siempre tenía un proyecto para salvarse (que nunca funcionó). Salí con el niño mantenido por los padres (a los 20 no es tan malo como a los 40). Salí con el nene bien que tenía su vida completamente planificada y me incluía a mí (o a cualquier otra mujer que hiciera lo que él quería). Salí con el que vivía haciendo malas inversiones y estaba siempre en menos diez, pero hay que reconocerle que era un emprendedor nato. También salí con el que de emprendedor no tenía nada, que es más desesperante todavía. Tuve amores a distancia, me salieron carísimos, pero sumé millas como nunca! Y una vez, salí con un hombre organizado, que sabía ahorrar.
No todas queremos un millonario. Parece una obviedad, pero parece que hoy, es necesario aclararlo. Yo vengo de un pueblo, o de una ciudad con eterna alma de pueblo. Nos conocemos todos. Y es muy fácil darse cuenta de una tendencia que crece. Las mujeres están siendo criadas para "enganchar" a un tipo con plata. Y si son agraciadas físicamente, más. Hay "criadas para enganchar" de todos los niveles socio económicos. Ahora en mi pueblo abunda la que quiere enganchar a un petrolero (que no se trata del dueño del yacimiento sino del trabajador en boca de pozo). Y sí, es un pueblo, no es tan amplio el espectro. Están las que fueron criadas para casarse con apellidos, no importa si están venidos a menos o secos, el apellido es lo que les interesa. Están las que vendrían a ser las "botineras del sub desarrollo" que se enganchan con los exponentes del jet set local y son famosas por un día.
Antes, tus viejos te preguntaban qué hacían los padres de tu novio para saber un poco de la familia, si era un chico sano, si su entorno era sano o simplemente para saber si era el hijo de Don Antonio. Ahora por poco les piden el CUIT para ver su situación en el BCRA.
¿Será que esta gente es una adelantada y  el autor del libro sólo recopilo sus saberes y los publicó?
Mientras tanto yo, que no sé nada de economía, pero si sé muy  bien que no tiene nada que ver con el amor, por lo menos no con el que yo busco; trato de mantenerme lo más independiente económicamente hablando (tal vez porque no me queda otra, siempre me banque sola) y mi única aspiración sobre este tema, es enamorarme de alguien que yo no tenga que mantener.

Comentarios

  1. Genial Lalita , cada vez mejor !!!!!!!! asi me gusta que mis chicas publiquen !!!!! ya que yo no lo hago jajjaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Untada en vaselina

Cuando te crías en un pueblo te acostumbrás a escuchar cosas sobre vos, que ni vos sabías. No tengo intenciones de naturalizar esa maldita costumbre del puterío barato, pero sí de darles algún que otro tip para sobrevivirlo estoicamente. Es que cuando una es chica, inexperta y bastante más boluda que ahora, esas cosas te joden. Si  lo permitís, te aniquilan la confianza, te debilitan la personalidad y te dinamitan la cabeza - o la parte de ella que usás en la adolescencia- que convengamos, es bastante limitada. ¡OJO! Que no digo que sea sencillo que aún virgen, el inconsciente colectivo  te vea en orgías y fiestas negras. Pero justamente ahí está la clave del éxito. Es que existe una realidad paralela elaborada por mentes pequeñas, de gente pequeña, con vidas pequeñas, de las que nunca nadie va a hablar; que se dedica a fantasear con vidas ajenas. Por supuesto, mucho más interesantes que la de ellos. Te das cuenta que esto ocurre cuando demasiada gente de la que no tenés ni registro…

FRASES DE MIERDA PARA MOMENTOS DE MIERDA

Guía inútil de frases de mierda para sortear momentos incómodos que nos demuestran, una vez más que, cuando uno no sabe que decir, siempre es mejor quedarse callado.

"No hay mal que por bien no venga". Noooo, jamás, si algo es malo, es malo y nada bueno puede traer. No le busquemos la moraleja a cada cosa de mierda que nos pasa. Nos pasa, se asume, se llora, se patalea, se putea y se sigue. Y así y todo, sigue siendo malo."Fue una desgracia con suerte". Tampoco, conceptualmente contradictorio. Si es una desgracia no puede ser con suerte, por lo menos no de la buena. Una desgracia es por mala suerte en algunos casos, pero la mayoría de las veces es por boludos."La sacaste barata". No idiota, me salió carísimo!!! Me quedé en pelotas y tengo que agradecer que no me morí? No me morí, pero me salió caro, muy caro."Al mal tiempo, buena cara". Si se refiere al clima, dudo que el que inventó esta frase conozca Gallegos. El viento del mal tiempo de allá …

Futuro

Cuando era chico, siempre pensaba en el futuro, en un futuro de autos voladores, de ropa plateada y seres humanos casi pelados, sin uña en el dedo chiquito del pié.
Cuando era chico pensaba en irme de vacaciones a la luna o teletransportarme para ir al italpark todas las noches.
Cuando era chico pensaba muchas boludeces.