Ir al contenido principal

FRASES DE MIERDA PARA MOMENTOS DE MIERDA




Guía inútil de frases de mierda para sortear momentos incómodos que nos demuestran, una vez más que, cuando uno no sabe que decir, siempre es mejor quedarse callado.

  • "No hay mal que por bien no venga". Noooo, jamás, si algo es malo, es malo y nada bueno puede traer. No le busquemos la moraleja a cada cosa de mierda que nos pasa. Nos pasa, se asume, se llora, se patalea, se putea y se sigue. Y así y todo, sigue siendo malo.
  • "Fue una desgracia con suerte". Tampoco, conceptualmente contradictorio. Si es una desgracia no puede ser con suerte, por lo menos no de la buena. Una desgracia es por mala suerte en algunos casos, pero la mayoría de las veces es por boludos.
  • "La sacaste barata". No idiota, me salió carísimo!!! Me quedé en pelotas y tengo que agradecer que no me morí? No me morí, pero me salió caro, muy caro.
  • "Al mal tiempo, buena cara". Si se refiere al clima, dudo que el que inventó esta frase conozca Gallegos. El viento del mal tiempo de allá te desfigura en un segundo. Y si es por malas épocas, la verdad que seguro vamos a tener cara de amargados, de tristes, ojos hinchados de tanto llorar, imposible tener buena cara. Y menos si ya te tocó nacer con una cara no muy buena, que suele pasar.
  • "Lo siento mucho". ¿Qué sentís? ¿Dolor, tristeza, pena, frío, hambre, amargura, un pedo atravesado? Aclará!!! Porque sentirlo, sentirlo, en la acepción más táctil de la palabra lo dudo. El muerto, muerto está y jamás lo volverás a sentir.
  • "Fuerza". A ver, la persona a la que se lo decís, ¿está pasando un mal momento o está levantando algo pesado? ¿Está por enterrar a alguien o va camino al baño? Y si mejor le deseamos valentía, coraje, resignación, le recomendamos un psicólogo, lo acompañamos al bar más cercano, nos ofrecemos a comprarle los remedios, algo, cualquier cosa más útil que fuerza. Salvo que esté literalmente llevando un cajón.
  • "Por algo pasan las cosas". A mí, por boluda me pasan muchas. Pero no me interesa saber por qué, quiero que no me pase.  No quiero buscarle un consuelo pelotudo y conformista. Y sobre todo quiero que no me pase a mí!
  • "Dios le da pan al que no tiene dientes". ¿Y porque no tiene dientes no merece comer? Lo remoja y se lo come igual. Más allá de ser una frase de mierda, es de resentido y de envidioso. Además, convengamos que Dios no nos da ninguna de las cosas por las que suele escupirse esta frase.
  • "Mañana será otro día". ¡No me digas! ¿Y pasado también?
Seguro que hay mil frases boludas más, pero ahora me acordé de estas. Pueden agregar las frases que odian en los comentarios así ampliamos la guía.  Chau, chau! Y recuerden: "Como te ven te tratan, y si te ven mal, te maltratan" (¡?)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Untada en vaselina

Cuando te crías en un pueblo te acostumbrás a escuchar cosas sobre vos, que ni vos sabías. No tengo intenciones de naturalizar esa maldita costumbre del puterío barato, pero sí de darles algún que otro tip para sobrevivirlo estoicamente. Es que cuando una es chica, inexperta y bastante más boluda que ahora, esas cosas te joden. Si  lo permitís, te aniquilan la confianza, te debilitan la personalidad y te dinamitan la cabeza - o la parte de ella que usás en la adolescencia- que convengamos, es bastante limitada. ¡OJO! Que no digo que sea sencillo que aún virgen, el inconsciente colectivo  te vea en orgías y fiestas negras. Pero justamente ahí está la clave del éxito. Es que existe una realidad paralela elaborada por mentes pequeñas, de gente pequeña, con vidas pequeñas, de las que nunca nadie va a hablar; que se dedica a fantasear con vidas ajenas. Por supuesto, mucho más interesantes que la de ellos. Te das cuenta que esto ocurre cuando demasiada gente de la que no tenés ni registro…

Perdoname pibita...

Sabrina, tenía 19 o 20 o 21 años, era flaquita y tenía los ojos mas lindos que vi en mi vida era culta y educada solo compartí con Sabrina 15 o 16 o 17 minutos, solo en la admisión temblaba como una hoja y ya era la hora de comer, me dío la mano y me dijo que tenia mucho miedo y que prometiera que la iba a cuidar.
La llevaron a comer, Sabrina se cortó las venas 25 o 26 o 27 minutos despúes con un vidrio del espejo del baño de la casa de mujeres, como se cortan las venas los que saben cortarse las venas.
Cuando la ambulancia se la llevó le agarré la mano y estaba fría, los ojos mas lindos del mundo miraban como miran los nenes chiquitos, como mirando angelitos.
Sabrina no volvió, pusieron en bolsas de consorcio los bolsos que no había desarmado y se los llevaron, nunca nadie mas hablo de Sabrina, y por ahí era mejor.
Yo llevo 6589 o 6590 o 6591 días pensando que no la pude cuidar.